Cuida tus piés tras el verano.

27 08 2012

En verano nuestros pies están más desprotegidos que en otras épocas del año, y es común que suframos los efectos de un clima más caluroso, la falta de hidratación, y el uso de calzados tales como chanclas o sandalias.

Todo ello hace que en estos meses nuestros pies presenten durezas, ampollas, sequedad o agrietamiento de la piel. Hidrata tus piés por las noches y utiliza piedra pomez o una lima en las durezas para minimizar estas dolencias.

También el verano es el momento con mayores contagios de papilomas (verrugas plantares), ya que el ambiente cálido y húmedo de las concurridas piscinas es su caldo de cultivo perfecto.

Y ya sabes, ante cualquier duda al respecto  no dudes en acudir al podólogo.

 

Anuncios







A %d blogueros les gusta esto: